domingo, 5 de septiembre de 2010



Las tareas de la etapa adulta inicial

La etapa adulta inicial comprende los años entre el final de la adolescencia (o, para algunos, de la juventud) y aproximadamente los 40 o 45, que señalan el principio de la etapa adulta media. Sin embargo, el periodo se entiende mejor en términos de los cambios físicos, intelectuales y sociales que ocurren más que por el simple hacho de haber alcanzado determinada edad. Una forma de comprender estos cambios es considerar las importantes tareas de desarrollo del periodo.

La tares del desarrollo son hitos secuenciales que marcan la adquisición de una nueva competencia importante o la incidencia de algún acontecimiento social con consecuencias psicológicas trascendentes. Algunas tareas proceden de la maduración física; otras se relacionan más con las exigencias y expectativas sociales.


Casi todas las tareas de la adolescencia y el comienzo de la vida adulta tienenconsecuencias que no son tan inmediatas, que tienden más al futuro (Nurmi, 1991), así, muchas de las tareas que maestros, padres, y contextos sociales imponen a los adolescentes conciernen a las metas y esperanzas para el porvenir. Como se expuso en el último capítulo, incluso la adopción de identidad está orientada al futuro, en la medida en que comprende la dedicación a una carrera, un estilo de vida y determinaos valores.


Las tareas del desarrollo de la etapa adulta inicial también son de transición y tienden al futuro: casi todas son importantes por sus consecuencias venideras para la carrera y la familia. A medida que los adolescentes pasan a la etapa adulta inicial, informa Nurmi (1991), se orientan más al futuro. Havighurts y Coleman describen dos conjuntos un tanto distintos de tareas del desarrollo características de la etapa adulta inicial.



Tareas de la etapa adulta inicial de Havighurts

Las tareas de Robert Havighurts (1972) para la adolescencia y la etapa adulta inicial se muestran en la tabla sinóptica. Tiene que ver principalmente con establecer una familia, una carrera y un lugar en la comunidad, todas son actividades orientadas al futuro. Comprenden cosas como cortejar y elegir pareja, aprender a vivir feliz con el cónyuge, iniciar una familia y asumir las funciones de madre o padre y criar a los hijos. También incluyen emprender una profesión u ocupación.


Tareas de transición de Coleman.

De acuerdo con Coleman (1974), una transición exitosa entre la niñez y la vida adulta exige satisfacer dos clases de objetivos de desarrollo. El primero concierne a las capacidades y habilidades del individuo y se denomina centrado en el yo; el segundo tiene que ver con la forma en que el individuo se relaciona con los demás y se llama centrado en el otro.



Tareas del desarrollo en la etapa adulta

Tareas del desarrollo en la etapa adulta inicial Las tareas del desarrollo son importantes hitos sociales y psicológicos en el crecimiento humano. Observe que dependen mucho del contexto. En los medios en que cumplir una tarea se considera muy importante (o esencial), la incapacidad de lograrlo puede producir considerable aflicción e infelicidad. Sin embargo, nuestras sociedades toleran y fomentan una gama tan amplia de estilos de vida y valores que no cumplir una o más tareas no suele traer consecuencias.



La madurez es relativa

En el sentido más general, la madurez se refiere al estado de total desarrollo, total crecimiento: maduro. Pero como el desarrollo continúa en la vida adulta, no se puede describir con facilidad de acuerdo con una etapa final predeterminada de madurez. Lo que le importa al psicólogo del desarrollo no es tanto el estado del individuo que es un ser en cambio y evolución constantes, como el proceso de cambio en sí mismo. Cambiamos continuamente y pasamos a nuevos estados de preparación, nuevas capacidades. El infante que acaba de aprender a reconocer el significado de una palabra está aún muy lejos de comprender del todo las palabras o las cosas. Del mismo modo, la persona de 30 años que logra resolver un dilema emocional al encontrar un ser amado puede estar muy lejos de la solución de otros problemas emocionales. Así la madurez, como tantos otros estados, es relativa: podemos ser maduros en ciertas áreas pero no en otras. Y aún si llegamos a un estado de madurez relativa, seguimos cambiando.


El desarrollo humano trata el cambio. El acento en los procesos continuos e interminables en la dinámica del proceso de desarrollo es una de las características distintivas de la noción contemporánea de desarrollo en el ciclo vital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada